Realmente son más saludables las «leches vegetales» que la leche de vaca?

Realmente son más saludables las «leches vegetales» que la leche de vaca?

Por ser el único animal que bebe leche de otras especies, los humanos tienen una relación inusual con este líquido blanco.

La mayoría de los animales dejan de tomar leche en la infancia, cuando empiezan a necesitar alimentos más complejos.

¿Por qué entonces los humanos siguen bebiendo leche?

  • ¿Qué tan saludable es la leche de vaca para los seres humanos?

La gente que vive en lugares del mundo donde las vacas han sido domesticadas solo evolucionó para digerir la lactosa hace cerca de 10.000 años.

Como resultado, cerca del 30% de la población del mundo continúa produciendo lactasa, la enzima que se requiere para digerir la lactosa, en la adultez.

El resto reduce su producción después de la fase de destete en la infancia.

La mayoría, entonces, se vuelve intolerable a la lactosa, lo cual convierte a los europeos bebedores de leche, junto con algunas poblaciones de África, y el Medio Oriente y sureste asiático en la excepción, más que la regla.

Entre la gente de descendencia europea en Estados Unidos, solo cerca del 9% tiene intolerancia a la lactosa.

¿Pero tiene algún beneficio dejar la leche de vaca para consumir otras bebidas alternativas? ¿O la leche de vaca nos da nutrientes vitales que no podemos conseguir en otra parte? ¿Agrava la leche la intolerancia de la gente a la lactosa?

  • ¿Cuáles son las mejores leches veganas para el medio ambiente?

El Servicio de Salud Nacional de Reino Unido, recomienda que los niños de entre uno y tres años consuman 350 miligramos de calcio por día, algo que brindan 0,260 ml de leche, para desarrollar huesos sanos.

Pero para los adultos, investigaciones sobre si la leche ayuda o no a mantener nuestros huesos sanos son contradictorias.

Si bien el calcio es necesario para mantener huesos sanos, la evidencia de que consumir una dieta rica en calcio puede prevenir la fractura de huesos no es clara.

Una serie de estudios halló que no hay una reducción significativa del riesgo de fractura por la ingesta de leche, mientras que otras investigaciones indican que la leche puede, de hecho, contribuir al riesgo de fractura.

Un estudio en Suecia encontró que las mujeres que bebían más de 200 ml. de leche al día -menos de un vaso- tenían un riesgo más elevado de fracturas.

Sin embargo, el estudio fue de observación, por eso los investigadores fueron cautos a la hora de hacer interpretaciones hiperbólicas de sus hallazgos.

Puede que las personas que son proclives a las fracturas tiendan a tomar más leche, advierten los autores del estudio.

  • ¿Realmente beber leche hace más fuertes los huesos?

Pero el calcio es crucial durante la adolescencia para el desarrollo de la fortaleza de los huesos, dice Ian Givens, experto en la cadena nutritiva de los alimentos de la Universidad de Reading, en Reino Unido.

«Si tus huesos no se desarrollan correctamente durante tu años de adolescencia, corres un riesgo mayor de tener debilidad ósea más tarde en la vida, sobre todo las mujeres después de la menopausia, que pierden los beneficios del estrógeno», dice Givens.